Elige tu país

No es el wok, es el fuego

Nuestro manejo de los woks se inspira en la cocina callejera asiática. Salteamos los ingredientes en un fuego tan intenso que se convierte en un espectáculo. No es un restaurante de show cooking, pero poco nos falta: grandes llamaradas y música funky marcan el ritmo al que se menean los wokeros.

Aunque todo esto es divertido de contemplar, en realidad hay razones serias de fondo: el fuego permite una cocción express que preserva cada vitamina, mineral y fibra de los alimentos. Y al agitar constantemente el wok, podemos utilizar muy poquito aceite. Por eso tu plato es tan nutritivo y delicioso.

¡COCINA SANA PARA TODOS!